dimecres, 21 de març de 2012

Dia internacional de la Poesia



Com que avui és el Dia internacional de la Poesia, vaig a publicar un poema que m'agrada de Marcial:

"Liber homo es nimium," dicis mihi, Ceryle, semper.
In te qui dicit, Ceryle, liber homo est.
Epigramaton Liber I, LXVII

Encarna Pastor

Osculus Rauli et Remei



Raul et Reme amici sunt. Raul Remem amat. Raul Remeae anulum dat. Ei in digito medio anulum ponit. Sed anulus in digito medio non convenit. Raul Remeae anulum in digito quarto ponit. Reme suo amico osculum dat.

Mª Luz Subies Rescalvo, 1ª Batx. A

dimarts, 13 de març de 2012

Sulpicia I POETiSA ROMANA (1ª MITAD DEL SIGLO I a.C)

La primera Sulpicia, que vivió bajo el imperio de Augustosiglo I a. C.), es lromana de quien se han conservado textos hasta nuestros días. Hija de Servio Sulpicio Rufo y de Valeria, hermana de Marco Valerio Mesala Corvino. Huérfana de padre, su tío, Mesala, fue su tutor, lo que aparentemente le permitió cierta emancipación ligada a la holgura de su condición social sumado al hecho de que estaba en el epicentro de la creación literaria de su momento.
El llamado Ciclo de Sulpicia se ha preservado en el libro III del corpus de poemas del poeta elegíaco Tibulo. Está compuesto de un grupo de poemas (13 al 18) a modo de epístolas literarias breves o epistulae amatoriae.
Sulpicia presenta otra característica interesante que ha hecho y sigue haciendo confundir las bases teóricas para el análisis de su obra, a saber: la aparición de su firma, “Sulpicia”, de su momento autobiográfico, y la de su amado, “Cerinthus”, al estilo de los elegíacos. Cerinthus es muy probablemente un seudónimo, al estilo de la época (como la Lesbia de Catulo o la Corinna de Ovidio). Se ha especulado que Cerinthus puede referirse al Cornuto del que habla Tibulo en dos de sus elegías, probablemente el aristócrata Cecilio Cornuto.
Durante mucho tiempo, los académicos consideraron a Sulpicia como una autora aficionada, sin mayor relevancia excepto por razones de género. Más recientemente, en especial a partir de la década de 1970, su trabajo ha comenzado a ser considerado como genuina expresión literaria. Sin embargo, algunos eruditos objetan que las elegías atribuidas a Sulpicia fuesen efectivamente obra de una mujer, sosteniendo en especial que los poemas son demasiado atrevidos para haber sido escritos por una dama romana.

Sulpicia II poetisa romana(finales del siglo I a.C)

La Sulpicia posterior vivió durante el reinado de Domiciano (finales del siglo I). Fue alabada por Marcial que la compara con Safo. Escribió un volumen de poemas, describiendo con considerable libertad de lenguaje los métodos empleados para retener el afecto de su esposo Calenus. Se conoce también un poema (70 hexámetros) en forma de diálogo entre la poeta y la musa Calíope, que es una protesta contra el edicto de Domiciano del año 94 por el cual se exiliaba de Roma a los filósofos, visto como una posibilidad de que Roma caiga en un estado de barbarie. El manuscrito de este poema fue descubierto en la abadía de Bobbio en 1493, pero posteriormente volvió a perderse; se considera generalmente que el texto actualmente conocido no es de Sulpicia, sino de fecha muy posterior, probablemente del siglo V, y distinto del poema hallado en Bobbio.



Damián , Jose Carlos Y Bavinton

Livia Drusila, emperatriz 58 a.C - 29 d.C

Livia Drusila fue uno de los nombres femeninos más importantes de los inicios de la época imperial romana. Como esposa del emperador Augusto y luego como madre del emperador Tiberio, Livia ejerció un destacado poder en la sombra.

Livia Drusila nació en el año 58 a. C. en el seno de la familia Claudia. Su padre, Marco Livio Druso Claudiano, participó en la conspiración para asesinar a Julio César y se suicidó en Filipos en el año 42 a. C. Su madre, Alfidia, pertenecía a la burguesía de la ciudad italiana de Fundi. En el año 43 a. C., cuando era una jovencita de apenas 15 años, Livia fue entregada por su padre en matrimonio a Tiberio Claudio Nerón. Con su primer marido, Livia tuvo a sus dos únicos hijos, el futuro emperador Tiberio y Druso.

Durante el conflicto que siguió al asesinato de César, en el que Tiberio Claudio Nerón se encontraba en el bando contrario a Augusto, éste conoció a Livia. Su belleza enamoró al momento al futuro emperador quien no dudó en deshacer su matrimonio y el de Livia.

Sobrevivió a su segundo hijo Nerón Claudio Druso y a sus nietos: Germánico hijo de Druso el Mayor y a su primo Druso el Menor hijo de Tiberio.

Livia se sirvió eficazmente del buen uso de la imagen publica y contribuyó enormemente a encarnar el ideal personalizado de las que eran consideradas las cualidades femeninas en Roma y que se resumen, básicamente, en el hecho de ser una mujer totalmente virtuosa, entendida aquí la virtud , como ser honorable madre y esposa. Livia simboliza el poder de la renovación dentro de la república y tuvo un gran efecto en la representación visual del futuro imperial. También se cierne sobre ella la sospecha de que fue artífice de algunos de los envenenamientos que acabaron con la vida de algunos personajes ilustres, entre los que se cuenta la de su hijastra Julia.



SARAH RUIZ
KELLY OSORIO


Aconia, poetisa romana

ACONIA (FABIA PAULINA) - POETISA ROMANA S.IV

Paulina era la hija de Fabio Aconius Catullinus Philomathius , un aristócrata prominente que ocupó las oficinas de urbi Praefectus de Roma en 342-344 y fue cónsul en el 349. En 344, se casó con Paulina Vetio Agorius Pretextato , un exponente destacado de la aristocracia romana senatorial, un oficial imperial importante y miembro de varios círculos paganos, Paulina fue iniciado en los misterios de Eleusis y los misterios Lernian de Dioniso y Deméter , se dedicó a varias deidades femeninas, como Ceres , Hécate (de los cuales era hierofante ), la Magna Mater (como tauroboliatus ) y Isis .

Pretextato y Paulina propiedad de al menos dos casas. La primera fue en la colina del Esquilino , probablemente situado entre Via Merulana y Viale del Monte Oppio en Roma , donde el moderno Palacio Brancaccio se encuentra. El jardín que rodea el palacio, el llamado Horti Vettiani, extendido a la moderna estación de trenes de Roma Termini . Las investigaciones arqueológicas en esta área llevó a cabo varios descubrimientos relacionados con la familia Praetextato '. Entre ellos se encontraba la base de una estatua dedicada a Coelia Concordia, una de las últimas vírgenes vestales , que se había erigido una estatua en honor de Praetextatus después de su muerte, a cambio de este honor, lo que provocó la reprobación de Quinto Aurelio Símaco sobre la base de que nunca las Vestales estatuas erigidas a los hombres, Paulina dedicó una estatua a la Concordia. También tenía una casa en la colina del Aventino.

En la base del monumento funerario de Praetextatus, Paulina tenía inscrito un poema compuesto por ella misma, que celebró su marido y su amor, un poema, probablemente,que deriva de la oración leída por Paulina en el funeral de su marido.

Paulina murió poco después de su marido. Su hijo o hija les dedicó un monumento funerario con estatuas en su casa.


Sonia Martínez i Reyes Bayarri.
                                                             4tA


Cornelia, patricia y escritora romana


Patricia y escritora romana, Cornelia Africana (189-110 a.C.)

Cornelia era hija del famoso general Publio Cornelio Escipión el Africano, vencedor en la batalla de Zama contra Aníbal durante la segunda guerra púnica, y Emilia Paula.
Poco tiempo después de la muerte de su padre, Cornelia se casó con el cónsul Tiberio Sempronio Graco. A pesar de tener 12 hijos, tuvo que ver cómo sólo llegaban a la edad adulta Sempronia, Tiberio y Cayo. En 155 a.C., al morir su marido, decidió dedicarse únicamente a educar a sus hijos.
La vida de Cornelia estuvo marcada por las desgracias personales. Sobrevivió a su padre, su marido y a la práctica totalidad de sus hijos. Madre de los llamados Gracos, Cornelia luchó y defendió las políticas reformistas que Tiberio y Cayo llevaron a cabo en una Roma inmersa en una crisis económica donde el hambre se llevaba a multitud de ciudadanos.
Cornelia rechazó varias proposiciones de matrimonio de importantes hombres del imperio, después de la muerte de su marido. Llegó incluso a rechazar al rey egipcio Ptolomeo VIII.

He aquí mis joyas”
Mujer culta e inteligente, inculcó en sus hijos el amor por el prójimo introduciéndolos en las ideas humanísticas helenísiticas que defendían el apoyo a las clases populares. Ante la ostentación que otras damas patricias hacían del lujo y de sus joyas, Cornelia mostraba a sus hijos con orgullo: “He aquí mis joyas”.

Madre de los Gracos
Cornelia fue conocida como la “madre de los Gracos” sobretodo durante las revueltas que provocaron las reformas que sus hijos quisieron llevar a cabo en el senado romano.
Durante los años de lucha de sus hijos, Cornelia defendió como una leona su causa y trabajó para ganarse partidarios.

Retiro intelectual
Desaparecidos la mayor parte de los miembros de su familia, Cornelia decidió retirarse a vivir a una villa alejada de Roma donde se dedicó al estudio del griego, el latín y la filosofía. Convertida en el símbolo de la matrona romana, esposa y madre ejemplar, la madre de los Gracos recibió con una exquisita hospitalidad a hombres cultos y mujeres que admiraron su valor.

La primera estatua
Cornelia tuvo el honor de ver como se erigía una estatua suya en el Foro Romano. Era la primera vez que se daba ese privilegio a una mujer. En el epígrafe de la base se puede leer: Cornelia, hija del Africano y madre de los Gracos.
Aissia Pedroche, Marta Tarazona y Chunjie Wang.